jueves, 20 de octubre de 2016

...y cuando me cuenta cantando....



Y cansado de la normalidad, decidí sumergirme de nuevo en mis dudas, y aunque no hay ninguna otra manera de avanzar  ante lo nuevo, entré directo en el misticismo al arrivar a unas imposibilidades de seguridad, en su existencia y forma, que llevan, también, directamente, al cobijo de cualquier conclusión.
En aquellos momentos, me veo más pronto,  haciendo misticismo en cualquier oráculo, que paseando por el ágora vestido de blanco.
Y ¿Cómo contestar a tales preguntas?, y ¿Cuándo puedo hacérmelas dada sus características?
Es poco oficial y usado referirse a cantoautores en un intento explicativo de unos elementos metafícos.
Pero, esto no es una explicación, si no una imposibilidad de explicación racional definitiva y una huida al alma de la belleza.
Única pregunta fundamental y consecuentemente absoluta sería, dada mi naturaleza humana ¿Dónde está mi felicidad como tal que soy?
Cualquier explicación racional estará siempre sujeta a cualquier puntualización, negación o relativismo.
El coche de la lógica, en el camino por la gnoseología propia de la pregunta, derrapa constantemente en cualquier curva hasta llegar a una bifurcación en la carrera hacia la solución, sin indicaciones que te digan, por donde continuar hacia la meta.
¿Cómo saber qué es lo que proporciona plenitud en la persona?
Y, cuando escucho música, pienso que el arte.
Sé que el plantear estas dudas, tienen el origen en el trato con los autores de filosofía.
Pero entiendo que me proporciona más cercanía a mi persona, el sueño en la canción de aquel poeta entre las guitaras, que la satisfacción que encuentro comprendiendo la naturaleza dinámica de la realidad en la que Aristóteles basó su Física y Metafísica.
¡Claro, claro que tiene unas consecuencias ontológicas este asunto!
Pero el poeta me canta al oído y mis pensamientos cambian.
Freud, ¡Dime!
Seguiré las palabras de aquel y buscaré tranquilidad, entre los juegos de palabras, sentidos y vividos, en las pequeñas vicisitudes en la vida de cualquier personas, que cuenta cantando este literato.




Publicar un comentario