domingo, 24 de mayo de 2015

LA AUTOCONCIENCIA DEL COSMOS



Este escrito es puro ejercicio de Filosofía  pues no tiene ninguna reprecursión Ética o Sociológica,  ni alberga ningún elemento de cálculo lógico o la metodología Gnoseológica.  Es un acto Ontológico,  es metafísica buscando el conocimiento y descripción de la realidad.
En la lejana comprensión pero no en la convicción, escuché las teorias que nos hablan de la culminación en el ser humano en el camino constructivo del cosmos, de la totalidad. Es decir, la inteligencia humana deja de ser un hecho aislado y se entiende como un proceso evolutivo propio. La singularidad primera en forma de energía  de la totalidad, pasando por el estado material, llegamos al  mismo momento de  autoconciencia como entidad formativa en el culmen, o al menos el último estado.
Para estudiar, demostrar, comprender o siquiera debatir este asunto, hay que empezar por la necesaria relación, como paso anterior evolutivo y formativo, del mundo material con la concepcion intelectual, propia y consciente del mismo. La especie humana tomaría conciencia de su línea formadora y contiua  del Cosmos. Los principios ontológicos y teleológicos tomaríann un camino nuevo.
Hay una prueba demostratva de la continuidad material y la vertiente descriptiva del pensamiento que lleva a una total relacion entre ambas.
Todas las drogas y algunos medicamentos, tienen una repercusión psicológica sobre los pacientes o adictos. Pero esta relacion no es solamente una velocidad de pensamientos y demás, no estriba en la cantidad,  sino un cambio cualitativo y directo que lleva a una continuidad formadora necesaria entre lo consumido y las formas de los pensamientos.
El hachis produce, visto en ejercicios científicos, una progresion y utilizacion de conceptos abstractos, el uso del alcohol produce una banalizacion y desaspego por la profundidad del pensamiento. La relación formadora es total y directa pues esto significa que un estado químico formativo conducen el camino del los pensamientos. Los medicamentos que producen sedacion o los excitantes dan como resultado un ejercico intelectual diverso. Entendemos como conclusiones dentro de concepciones propias.
Es el Cosmo que llega, por sus primeros elemento y combinaciones, hasta la conciencia de si mismo.
Lo definimos, estudiamos, comprendemos pero esto hay que hacerlo, entendiendo al ser humano como parte constitutiva de éste. No como aquel que mira desde la lejanía y diferencia, sino desde la situabilidd correcta del ser humano.
Sino introducimos un principio divino que introduzca  la persona en la realidad física, el ser humano sería una conclusion propia y formativa como única salida posible de cualquier totalidad. Las personas somos el Cosmos,  la totalidad que alcanza conciencia.
En la máxima totalidad de opiniones,  se da la resolución en cuanto a la normalidad y la obviedad del hecho como indiscutible en sus resoluciones. Es decir, se acepta sin sus conclusiones mas lejanas, la influencia de la forma material en la formacion del pensamiento. Las conclusiones del estudio no mezclan, en terminos conclusivos, la materia y el espiritu.
El concepto de causalida implica una relación directa entre el principio y el fin del proceso. La relación entre los dos elementos es un estado  esencial ante la necesidad de continuidad. La nada no puede llegar a formar estado ninguno. Todo tiene su comienzo en su estado de forma y materia.
Y esta necesidaad de continuidad implica un principio comun y un fin determinado. Desde el principio del cosmos, por necesidad propia iba a llegar a su propia autoconciencia.
Una vez estudiado el tiempo infinito de desarrollo, el ultimo estado estable y posible sería la conciencia del mismo. Es un fin propio,  necesario e inevitable.
No somos elemento independientes alejados en la totalidad,  sino que somos frutos llegados en su propio desarrollo.
Publicar un comentario