miércoles, 7 de junio de 2017

LA VERDAD PRIMERA Y METAFÍSICA



La Metafísica es el conocimiento que estudia cualquier tipo de entidad que no tenga una existencia física. Son entidades que tienen una existencia propia, es decir, que no necesitan a ninguna más para su definición.
Tales como y digamos:
Geometría; Cálculo de ángulos sobre construcciones y figuras geométricas. Son elementos ideales y sin correspondencia, en su perfección, con la realidad física.
O las valores éticos sustantivos, es decir, por ejemplo, éticos, la justicia, el bien o estéticos, digamos la belleza. Son términos que describen alguna situación, pero que no tienen existencia total en la realidad física.
La realidad que tienen estas entidades es, que no existen y han sido invenciones conceptuales para hablar sobre estas circunstancias o cúmulo de ellas.
El cuadro perfecto, no tiene ninguna realidad, pero la Justicia, total o la belleza máxima tampoco.
Pero el error no está en la concepción ontológica, sino operativo y funcional, es decir, la realidad no es un proyecto imperfecto de entidades perfectas y deba ser estudiada en función de ellas, sino que es la imperfección, la inestabilidad, la diferencia, la variedad de lo que está compuesto la esencia de la realidad.
No se vayan todavía y déjenme que les diga que sí que hay una entidad absolutamente separada de la realidad física, con una existencia plena y con consecuencias físicas.
Este debe de ser el objeto único en el estudio Metafísico y este objeto es la Consciencia, es decir, el conocimiento de si mismo, el conocimiento del ser.
Ahora en estos momentos en los que escribo, no soy consciente de mi propia existencia, pues estoy pendiente de trasmitir mis pensamientos, pero sí y esto es indudable por experiencia propia de todas las personas, es el saber de nuestra existencia propia como individuos.
Es una entidad existente y real, con repercusión en la físico.
Es la Primera y Verdadera Metafísica, pues cualquier otra no son más que nombres estudiados como entidades existentes.
El problema del estudio de la Conciencia es, por ser un termino puramente abstracto – y existente y real- será su independencia absoluta de cualquier otro elemento, a través del cual poder definirlo.
Así pues, sólo queda para su conocimiento la circunstancialización total.
El Ser sustancial de la Consciencia se escapa en su propia definición.
Ahora bien, si tiene una existencia, puede ser estudiada científicamente.
Lugares, momentos, intensidades, duración, motivos, antecedentes y consecuentes.
¿Qué momentos me obvian de los elementos circundantes y mi centran en mi persona?, ¿en que lugares se tiene más facilidad de llegar a estos momentos?, ¿qué consecuencias tiene constructivas en tu persona llegar a este situación?, ¿es un elemento distintivo?, ¿hay mecanismos para llegar a ello?, ¿qué relación empírica y experimental tiene con lo físico?, ¿es un camino para la felicidad?, ¿qué conceptos constitutivos le da su naturaleza?, así y más.
Es un estudio ontológico de una realidad abstracta existente.
Es nuestro estudio, dándonos una realidad empírica a nuestra esencia, dándonos un objeto existente y operable para conocernos.
Las consecuencia de este funcionamiento operacional podrían ser interesantes y buenas.
No es Psicología, no es un tratamiento de la manifestación particular de todo y en cada individuo. Es el estudio genérico y total, de la verdad primera de nuestra existencia, es decir, de la consciencia de nosotros mismo
Es un estudio Filosófico y metafísico, en un intento de estudiar y definir la entidad abstracta por excelencia, es decir, la consciencia de nosotros mismo, de nuestra conciencia.

Primera y verdadera Metafísica.
Publicar un comentario