martes, 7 de abril de 2015

NUESTRA PARTICULARIDAD



De introducirnos como forma genérica dentro  de una totalidad cosmológica, acabamos nadando en una individualidad que nos aisla y aleja.
De ser parte del todo sin ser nada, a la totalidad en el vacío.
De la sumisión a la verdad que te desborda, a la angustia ante la lejanía e incomprensión de la realidad circundante.
¿Cómo reconfortar entre si, a nuestro tratamiento genérico como totalidad formativa con la individualidad propia, donde y con ella, desde la lejanía donde atisbamos a aquello que nos dice que estaos incluidos?
En el descenso a trompicones hacia la comprensión, solo encontramos la paz si albergamos y defendemos nuestra individualidad dentro de unas características compartidas. En esto, somos entidades particulares, es decir, con características únicas e irrepetibles con una diferencia en la totalidad a la que pertenece.
Cansado del idealismo y la metafísica que se aleja tanto de lo personal y se mantiene perdido en la trascendencia y abstracción alejándose de uno mismo, sólo que da la salida de admitir y cultivar la particularidad propia, que nos diferencia y constituye a cada individuo pero que nos engloba, dentro de las diferencias, en una total globalidad.
Lo particular como sentido de lo colectivo.
La diferencia no patológica ni distante.
Así, no se presenta como necesario marcar el mundo individual interior, el hecho de aceptar la soledad del individuo encerrado en si mismo y su individualidad.
El particularismo abre la puerta de la totalidad desde la diferencia individual.
La diferencia no tiene por que ser motivo de distancia.
Una dimensión genérica y globalizante basado y constituido en diferencias propias y particulares de sus componentes.
El individuo dentro de la humanidad.
El relativismo propio y formador del individuo, desaparece en torno a unas reglas básicas colectivas que costituyen, en sus diferentes modos y maneras de desarrollo, una totalidad englobante y existente.
Disfruto y siento mi diferencia y particularidad desde la cercanía del grupo.
Es la suma de la igualdad desde la diferencia constitutiva.




Publicar un comentario