sábado, 17 de mayo de 2014

CONCIBO Y ENTIENDO. (Poesía y belleza)



La brumilla matutina invadía mi mirada.
La difusión de los sonidos se hace reina del lugar.
Las ideas se acomodan, a empujones, entre la cobertura de mi espíritu.
La música me confundía y me lleva a donde no se debe estar.

En la mañana mis pensamientos se pierden entre deseos lejanos.
En la mañana, mi espíritu respira el aire dela esperanza.
En la mañana saboreo aquello que después el basto sabor de lo rutinario me lo impide.
En la mañana, sale el sol, que mata mis sueños con las estrellas.

No entiendo el mundo como una gran cueva donde guardar mis deseos de poeta.
No entiendo la realidad como una huida hacia lo que no hay.
No entiendo la vida como un camino hacia la nada.
No entiendo el esfuerzo inútil y sin esperanza.

Concibo con fuerza nuestras intenciones.
Concibo con alegría los intentos infertiles de superación.
Concibo la alegría del camino.
Concibo el sueño, como una aventura a tu lado.

El final llegará entre cantos.
El final seré la alegría de la búsqueda larga y atractiva.
El final tendrá una sonrisa dibujada en su mirada.

El final será el principio de la solución.
Publicar un comentario