martes, 24 de junio de 2014

EL MUNDO VARIABLE.





El mundo que la persona no mire, no existe.
La realidad que no es observada, es falsa.
La existencia comienza con la conciencia de ella.
La realidad material toma forma según las categorías o modos de tratamiento propios del ser humano, es decir, es construida desde nuestro interior.
No hay siquiera una realidad material concebida igual entre diferentes personas.
Se equivoca quien piense que está viendo lo mismo que el que tiene a su lado.
Y cuando en las totalidades entran otros congéneres humanos, entonces, la variabilidad se potencia.
Nuestro concepto y visión del mundo relacional humano varía constantemente según cual sea el estado anímico del observador.
El estado positivo y feliz, aumenta la belleza de los objetos.
El estado negativo y triste disminuye la belleza de los objetos.
Y no es una situación psicológica circunstancial, es un mundo diferente.
Si no hay una situación invariable, los mundos se disparan.
Se suele entender, equivocadamente, como una filosofía vital en cuanto se afirma de la existencia de los diferentes mundos.
El que se llegue a un acuerdo de acción, no significa igualdad en la concepción de los elementos.
Las leyes físicas son invariables pero ellas tampoco son necesariamente el por qué del hecho, si no que describen y permiten calcular situaciones futuras.
En mi casa y en la del vecino de enfrente, se rompen los vasos de cristal cuando caen al suelo, pero éste, vive en un mundo que poco tiene que ver con el mio.
¡¡oh!, ¡literatura!, ¡poesía!, ¡oh!, !cánticos al espíritu¡, no es ciencia.
Detrás de los ojos del otro contertulio puede haber un mundo diferente al tuyo.
Las diferentes situaciones psicológicas no describen estados o problemas de variación ante un estado normalizado, sino, mundos que tienen una independencia y singularidad como tales.
Sentado al rededor de la mesa del bar con mis amigos, me preguntaba el otro día, como estaría viendo cada uno a cada uno de los demás y pensé ¡ninguno coincidiríamos!, pues mi construcción mental de cada uno de los de allí, dependía de un montón de factores experimentales puramente personales.
Hay circunstancia y motivos que te meten de cabeza en otro mundo que no tiene nada que ver con el anterior.
Se produce un cambio total circunstancial y por tanto total y cosmológico en el que el sujeto se encuentra.
No hablo de figuras interpretativas, sino de mundos distintos en los cuales los conceptos y medidas aumentan o disminuyen y todo aquello varia.
La comunicación total es una Utopía pues cada uno dibujamos una realidad diferente.
El único motivo de acción y unión, es un hecho operativo, tal como las leyes de física.
Construir para convivir desde la diferencia.
Yo llevo conmigo mi propio mundo, que evoluciona y cambia.


Publicar un comentario