sábado, 21 de marzo de 2015

LA VERDAD EN LA ESTÉTICA

La manera de trasmitir la información cuando hacemos referencia a actos y maneras de individuos, de personas, es fundamental, pero no sólo para en entendimiento del asunto sino también para hablar en su posibilidad de existencia.
Para llegar al conocimiento propio y directo, hay dos maneras de hacerlo. Una, que apliquemos un lenguaje lógico, incluso simbólico, que estudie las relaciones entre sus partes y entonces de la totalidad y su comprensión, y la otra, y ésta me interesa, me digiere y me convence y esto es el lenguaje metafórico en el cual dibujamos las ideas con imagenes aproximativas,utiiizado  medio de trasmisión de toda la información referente a nosotros como indiviuduos,
No hay otra verdad, nada más nos convence.
Una demostracion logica sobre una  verdad, la  podemos ver como tal, pero sin asumirla.
Cuando se nos dibuja, a traves de aproximaciones, las situaciones emotivas, existenciales, explicativas referentes a nuestra vida como tal, pueden que, aun no siendo demostrada como verdad, se  asume como tal y se le dan sus consecuencias.
La filosofía como un enorme barco cargado de estructuras lógicas, se hunde a medida que entra en el mar de la  conciencia primera de las personas.
La verdad se torna estética.
Cuando esta descripción de aquella verdad, enamora al lector, por ella  misma, por la forma que toma, por el color que se le da.
El  cosmos dibujado por la lógica necesaria y verdadera, no es la verdad desde el punto de que ésta sólo tiene sentido desde la conformidad sobre ella.
La verdad crecerá en el mismmo nivel que su belleza.
Dejar de hacer filosofía, en  su referencia a la conciencia primera, a través de cadenas lógicas de ideas y pensamientos que no tiene existencia en la realidad.
Y lo que no está no es, no tiene forma, ni volumen ni medida y será las pinceladas donde estará la compresión.
Si filosofamos sobre nuestros principios primeros formadores habrá que hablar necesariamente sobre el individuio y cómo aquel y entonces entendió la circunstanciabilidad total circundante.
El elemento definidor y esplicativo de las personas está en constante movimiento y variación, de manera interna y externa y esto  produce que la única manera de actuar será describir, los paisajes por los que el tren de la vida re
corre que calcular la trasversal de todas las  curvas, que es el camino falso y que no te lleva a ninguna parte.
Quizas el propio sabor a dudas, por falta de exactitud, que nos pueda probocar cualquier escrito que reflexione sobre aquel otro tema, y actúe conforme a la vida como movimiento inherente y necesario en su definición y concepción.
Sin rima, sin medida, sin verso, pero la filosofía está mucho más cerca de la poesía de lo que siempre admitimos.


Articuloshiperbolicos.blogspot.com
Amazon. libros. Alberto Barata Aznar
Publicar un comentario