lunes, 16 de noviembre de 2015

EL INDIVIDUO




Y  la realidad te llega cuando escuchas a los demás , no por el contenido  de sus opiniones, sino por la variedad de ellas y los mundos que te encuentras.
Sólo en ocasiones, me resulta irrisorio las grandes teorías explicativas del ser humano.
Entonces comienzo a atisbar  cuan lejos están  todas aquellas explicaciones generalizadoras    haciendo  alusión a nosotros, a las personas.
Cierto, cierto, tenemos una unidad esencial, pero se me escapa la unidad temática , digamos.
Ayer me encontré  y conversé con una persona diferente cual fuera.  Usual en sus formas y     maneras, pero distinta a lo que conocía . Me quede sorprendido, casi más por lo que no sentí      que por lo que me  contó.
Me es complicado meternos a todos en un mismo bote de especias.
Las definiciones que nos dan, no están  en ninguno de los individuos, sino en una totalidad  sin     existencia.
Cuando escucho, miro, observo, hago  mi propia introspección, tiemblo  en nuestras diferencias y admiro que viamos en ellas.
Salvo a los que llamamos seres humanos también  por no tener más  remedio que hacerlo, me es de admiración  la capacidad que encuentro  de vivir en la diferencia, grande y encontrarla     enorme en cada uno de los individuos.
Gustos, inquietudes, formas, maneras, niveles, .......- pero, claro - me dijo aquel - esto es una      obviedad y necesidad
- Pues no, no es obvio que le existencia haya de ser así.
- Pero es el efcto y elemento de la libertad.
- También  podriamos serlo sin una diferencia galopante - le contestó  mientras seguía  hablado con el otro y también  le veia brillar los ojos demanera diferente al primero, y la mujer que por    la puerta entró,  y se la veía casi como otra ventana diferente más, con vida propia, diferente y misteriosa que el viandante ve iluminada, en la noche,  de cualquier edificio de esa gran ciudad.
No exagero    ni un apice de la desigualdad primera y formadores..
La diferencia es mostruosa y abismal.
La conciencia  de la realidad , ha cogido en cada persona , un camino diferente y nos ha llevado a cada uno hacia algún  lado.
Me  resultan tan huecas y vacías las generalizaciones psicológicas  y sociológicas.
Busco a aquel caso que me describe el especialista y no lo encuenro, busco a aquel representante  del grupo social y nunca se da en su uniformidad.
La variedad, diferencia y distancia actitudinal, es la máxima  definición  de las personas .
La moral, si claro, Moore, Stevenson, no describen a ninguno de aquellos que la tienen. Juzgan los juicios de una moral que a nadie pertenece.
Marx, Nietzschezche, decis o que piensan y el por qué de los movimientos de las generalidades, pero !que sabréis  vosotros de individuo que tengo en frente!
En los escolasticos la persona dsaparece, los Griegos hacen de ella una persona con la que sueñan, y lo saben, que sólo es un sueño.
En los finales de segundo milenio, los pensadores comienzan a sentir, que miraban a cada uno y veian diferentes  personas, y, no más que eso. El  tono cambió , bien que lo hizo.
Me muevo y miro, sin sorpresa, pero con curiosidad  nuestra rica, tremenda  y formadora,           definitoria y definitiva deferencia.
Cada uno somos  un mundo diferente, y entonces, y quizás , la mejor manera de acercarse al   mundo sea desde la observación  y el disfrute de estas diferencias.
¿Teorizarlas?, que lo hagan aquellos que se llaman filósofos , yo, sólo que pienso en describirla, relexionarla y disfrutarla.
Publicar un comentario