domingo, 1 de noviembre de 2015

COMMENTS: EL CAFÉ Y EL MAL DE LOS POLÍTICOS





Andrés andaba muy rápido y Pedro, algo sorprendido pero sin quejarse, le siguió, árduo también, pero con tranquilidad hasta la barra y rincón suyo del café.
- Pedro, no me queda otra opción que aceptar y tratar de asumir ni ignorancia o falta de datos para juzgar los asuntos.
- Pero ¿a qué viene eso ahora?, Andrés.
- Pues, amigo, que veo con tanta claridad los problemas propios de los mecanismos de funcionamientos de nuestras estructuras actuales, que no sé como pueden pasar desapercibidas o no arregladas. Imagino que el asunto será el propio bucle en la posibilidad de solución.
- ¿Qué me dices?
La barra del seguía en la misma posición de siempre y la esquina del café seguía siendo la misma. Lo único que había cambiado había sido el talante de Andrés, ante su fatiga de ver lo mismo todos días. Sabía que la solución nunca jamás vendría de las tripas del sistema, pues significaría la autocrucifixión propia de los políticos y dirigentes.
- Pedro, sólo una externa fuerza independiente de la clase dirigente, tendría alguna posibilidad de cambiar el asunto. Una fuerza endógena que no viviese del producto del trabajo como político.
- Andrés, como estas, ¿te has tomado un café esta ,mañana con Boris?,
- No, como como esto siga así, me parece que me voy salir a almorzar todos los días con él- le dijo entre amplias sonrisas de amistad.
- Pedro, escucha, es básicamente imposible, que los políticos renuncien a sus privilegios y formas de actuar. Una solución la estuve meditando anoche.
- ¿Cual?
- Fácil, que un grupo de los mass media más poderosos, presenten a uno solo de sus directores, realizaren la publicidad más directa y efectiva jamás realizada por la propia capacidad comunicativa, en el alcance e intensidad de sus elementos, con la única campaña, que fuera, romper ese boucle circulo cerrado y estanco formado por los partidos políticos. Que cambiara totalmente las formas de operar impuestas por la ley, las situaciones económicas y jurídicas de los políticos, las exigencias para serlo, las estructuras de los partidos, es decir financiación y gastos, la elección de los componentes, la capacidad para nombrar ayudantes y asuntos similares que circunvalan todo el sistema peyorativo e insultantes para el resto de los ciudadanos.
- Vivimos en un sistema de clases a nivel nivel laboral, una de ellas, la más desmerecida, improductiva e injusta en proporciones, son la clase política.
- Amigo, Engles, pareceríase un aprendiz a tu lado, Andrés.
- Pedro, no puede ser, amigo, que yo vaya a tener la necesidad de encuadernar 35 o 40 años y que un político, que no tenga acabado ni el ESO, con todos mis respetos, tras siete años jugando entre los escaños, tenga ya garantizados su jubilación y ademas, la máxima.
- Y más cosas que a todos nos avergüenzan e irritan.
- El pueblo, nos lanzaríamos en masa a votar a quien fuera, que nos garantizara un cambio total de los beneficios y circunstancia de la clase política cerrada. Hipócritas, falsos, gente de mala fe. ¡ahy!, España, que gran pueblo y que malos dirigentes que tienes.
- Andrés, estas muy tocado, ¿tiene algo que ver con la conversación que ayer tuvimos con Boris?
- Sí, amigo, si duda, tenemos demasiado asumida una situación que denominamos como realidad y que no es más que un cúmulo de barbaridades. Son injusticias, pero lo peor no es que lo sean, sino la normalidad a la que hemos llegado.
- Bueno, ¿qué pasa con la ética existente?
- ¿Ética Pedro?, ¿de qué Ética me hablas?, pero ¿tú sabes lo que es la Ética?
Cuando Andrés se emocionaba en exceso llegaba a ser algo prepotente e insultante hacia el otro contertulio. Pedro, después de tantos años, ya no lo notaba, pues lo tenía totalmente superado, pero en aquel momento, Andrés indignado, con mucha urgencia lo había preguntado.
- La Ética, te lo explico yo,Andrés, ya que me lo preguntas - le contesto sonriendo, pero mirándole muy fijamente a los ojos- será unas normas y condiciones de actuación.
- No, pero no, no son unas normas de actuación, para ello tienes la constitución y sus diferentes campos de los ordenes de actuación. Unos códigos morales, necesitan una normas de actuación propias del sujeto hacia a los demás, una postura hacia el resto, y con esto, te pregunto ¿la política aquí, en España y yo diría que extensible a muchas partes de Europa y del mundo, hay motivo más que la defensa de las ideas propias sin ningún interés el el beneficio colectivo que seria un acto Ético?.
- Bueno pero el motivo de resolución de problemas será.
- No, Pedro, la política no tiene ninguna ética, pero ¿sabes por qué?
- No.
-Por que tu hablas de la concepción correcta de la política que ahora ya no se da. Llamamos con un nombre a una acción que no tiene ninguna similitud al concepto original.
-Dime.
- Del arte del acuerdo, hemos llegado a la frivolidad de la victoria, del arte del bien común, hemos acabado en la lucha de los intereses propios.
- Andrés, ¡cómo estas!
- Y no lo sabes tú bien. Necesitamos una fuerza externa, que barra y limpie las cloacas de nuestro sistema político, que solo vale para dar cobijo a las ratas, para se peleen entre ellas dentro de la basura.

(Fuera de la narración literaria y reflexiva, como Alberto barata, realizo la confesión primera. Mi capacidad de aguante ante las actuaciones de casi todos los dirigentes de mi país y muchos de los que conozco a nivel mundial, se esta agotando. Éste fiel seguidor y creyente de los sistemas democráticos representados por la elección del pueblo de sus gobernantes, se está cayendo a pedazos. Siento pena, al ver la actuación, resolución e intenciones de muchos políticos sobre la solución de problemas. Hablo fundamentalmente de España, pero también de Sudamérica y el resto de Europa. Me cuesta muchísimo ver la acción limpia, entender la acción como un acto desinteresado y la búsqueda de un bien común. En demasiadas ocasiones tengo la tentación de excluirme totalmente de sus malversaciones, no votar y no sentirme responsable de ninguno de sus actos. ¡Alberto, debes de votar!, - para qué, ¿para que me engañen otros?.
El tono de esta noche es así, y espero que mañana este algo más curado. Si, no viene una fuerza exterior al sistema, los Políticos, una vez hayan tocado el dinero y beneficios, no harán ningún cambio)



Publicar un comentario